Wednesday, September 06, 2006

Y ahora, lo feo


Queridos feonautas:
De los productores de "De este agua no beberé" o "Nunca digas nunca jamás", nace mi artículo de hoy. Cuando hace un par de años apareció la primera telenovela sobre una mujer disfrazada de "muy fea", intentando sobrevivir a su propia apariencia, yo me llevé las manos a la cabeza, sin embargo, el éxito fue absoluto. No sabía si lo planteaban como una valoración del inapreciado valor interior o simplemente una idea estúpida sin más. Ahora pienso que fue lo segundo. Pero hoy tengo que retractarme de mis pensamientos públicamente.
El éxito de la conocida teleserie latinoamericana fue tal que ya hubo quien tomó nota para llevar a cabo la versión española, y así nace "Yo soy Bea".
Por todos es conocida mi fluida relación con Telecinco, el equipo de redacción de la serie ha visto las similitudes de a&p, como "diario" de impresiones y objeciones de la vida de Majo, al igual que Bea de manera aproximada escribe en su diario de internet, a un receptor múltiple al que llama "feonautas" como un grupo al que ella misma pertenece.
Lo cierto es que se llevará a cabo una colaboración en el departamento de redacción de la serie y nuestro periódico. El problema es que pensaba tratar en mi próximo artículo el estreno de "Alatriste", la superproducción española sobre la novela de Pérez Reverte, pero, esta película está producida por la cadena susodicha, así es que para decir sandeces, mejor no decir, y para mentir...por no dañar la sensibilidad de los que pagaron, mejor me callo.
Pero, en un alarde de valentía diré que el film es como un globo aerostático, vuela, por estar lleno de aire, nada más. Como consejo: suprimir para posibles proyectos de segundas partes, a Echanove, su personaje de Quevedo es tan cansino y desgastado casi como la Juani en Médico de Familia, y eso es decir mucho. El señor Echanove se balancea en su excesiva barriga, repartida hacia las caderas, mal lleva una peluca barata y se encaja unas gafas de siglo de oro que más bien parecen los anteojos de un disfraz del carnaval de Cádiz. La disputa Góngora vs. Quevedo, tan manida, aparece entre las primeras secuencias y aburre, y no sólo eso, sino que duelen los oidos cuando el ficticio Quevedo recita como un gato afónico una rima del cordobés.
No sólo Quevedo llena de esta manera la pantalla, tenemos un Javier Cámara que es digno de lástima con una interpretación más que mediocre del Conde-duque de Olivares, muy serio, tanto que nos recuerda sus orígenes cómicos más que nunca, de los que él parece no quiere acordarse ya.
El protagonista es de lo mejor si no fuera porque su diálogo es tan parco como el de Silvester Stalon en cualquiera de sus películas. Y, el resto, como cualquier película española, quitando a algunas de Almodovar, sobrevive con las apariencias. El cine español, como el deporte rey, no termina de levantar cabeza, y eso supone, entre otras cosas, que los que escribimos, tengamos que pasar estos bochornos, intentando disfrazar de buenas palabras lo que su mejor piropo sería un eufemismo.
En fin, estimados señores de Telecinco, disculpen mi sinceridad y frescura, supongo, por otra parte, que esas han podido ser algunas de las razones que les han hecho fijarse en mí, o mejor dicho, en mis letras. No obstante, aplíquense el eslogan de Bea, "feos somos más" y... feos y cosas feas, hay de muchas clases.
Y, yo, no sé si fea o guapa (véase foto con Rufo), encantada de escribir como y de lo que me gusta, porque yo lo valgo.

3 comments:

Anonymous said...

soy fan de Alatriste y de Pérez Reverte desde hace mucho, espero que tu sátira velada no sea cierta!qué decepción!!!

deke said...

Ni "Oh la la" ni qué ocho cuartos, Deke vuelve de su Mini-Tour por la FRance medio famélica y declarando que el pais vecino huele peste...Sí, si, a pesar de sus famosos perfumenes los hoteles no consiguen desprenderse de ese halo decimonónico de humedad y polvo. Por otra parte, dependientas de falda plisada tobillera,pelo escaldado y pendientes de botón dorado inmenso te ofrecen una ropa que,lejos de los famosos tópicos de elegancia y "Pretaporté" (como dice mi amiga Antoñi), ejem, es extremadamente "clásica" por no emplear el término horteril.
No es que sea yo de paladar exquisito, la niña es de familia modesta, pero hambre sí que pasé.
Y bueno, sé que la culpa es mia por no saber francés pero, jolines, ¿dónde se ha visto recepcionistas de hoteles que sólo hablen su propio idioma?
Total que mucho OUI OUI y mucho Oh La Lá pero donde se ponga el jamón, el PO zí y Victorio y Luccino que se quiten las exquisitices falsas que intentan vendernos.
Desde España, por fin, recuperando kilos a base de tortilla de papas, se despide la ex-corresponsal en Francia de A&P.

Por cierto focas; le puse una vela a Lourdes por todas vosotras, otra cosa es que después de esta crítica nada constructiva de la France me haga caso!!

DEKE said...

CUMPREAÑO FILÍ
CUMPREAÑO FILÍ
TE DISIAMOS TooÓs
cumpreaño FILÍ

BIENNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNN!!!!

25, COMO EL BUEN TURRÓN, CUMPLE HOY DÍA 13 , LA SEÑORITA YAGO