Sunday, March 25, 2007

posología: 2007, en pequeñas dosis


Hace mucho tiempo que me acuesto temprano, tanto que hay días que ni soy consciente de que ya estoy durmiendo. Hace tiempo que perdí de vista las añiles noches mediterráneas, dulces y espesas... Me apetece recorrer la noche montada en un tranvía viendo mi reflejo en el cristal oscuro, espejo de una luna traslúcida, y perder mis ojos en un horizonte aburrido y pleno de tiempo, mi tiempo.
Mi tiempo libre desaparece. Tiene un rumbo perdido y me entretengo cada día en ajustarlo y lograr que no gotee entre los rincones, pero se estremece, se inflama, respira y se diluye más allá... creo que se quedó perdido en el siglo XX.

Miré el calendario y era veinticinco de marzo. Me esperaba una larga ducha y un café solitario y mudo, dos ingredientes necesarios para disfrutar del día más absurdo de la semana: el domingo. Eran las doce de la mañana hasta que sonó el teléfono y me convencí de que había perdido mi hora de relax, el tiempo se escurría por las paredes: una hora menos, una hora más de sol. Parece que este 2007 es un año con prisa, los días pasan fugaces como si anduvieran nerviosos por acabarse, por llegar cuanto antes a una nueva fecha, a una nueva fiesta. Ya no parece respetarse la larga cuaresma, parece que en lugar de cuarenta, fueran una veintena. La Semana Santa se mece en el ambiente y yo aún huelo a polvorón. Cuando disfrutaba de un par de días de lluvias y soñaba con mi Londres particular, cuando mi sueño de vivir en el Polo estaba a un palmo de mis dedos y andaba con botas de pelo y jerseys imposibles de un centímetro de grosor, resulta que los paragüas desaparecen de mi casa. De un día para otro, el cielo se viste de ese azul griego que derrumba mis sueños, el sol se introduce por cada rejilla, se apodera de mis déviles pupilas y mi invierno se desvanece en los cansinos y luminosos golpes amarillos de este sol cordobés que más parece un desagradable flexo en la cara que una iluminada ráfaga de luz.

Quizá no sea el 2007, quizá sean los años. Posiblemente sea como el cambio climático, a lo mejor no nos hemos dado cuenta que hasta los segundos andan desbocados. Esta primavera disfrazada de urgencia resulta un tanto artificial. El planeta se contonea nervioso y ha perdido la memoria de la tradición que él mismo se había inventado, y ahora cansado de su propia rutina vuelve locos a los excesivamente sensible que perciben el cambio. Aviso que cuando menos se espere estamos en 2008 en bermudas, comiendo pestiños, y yo soñando en mi paracaidas con bajar por las chimeneas, abrigada hasta las cejas mientras todo el mundo se propone olvidarse de que aquí también hubo un día en que la gente vivía abrigada y llovía y el tiempo mugía y no sargenteaba los pensamientos de la gente. Y entre tanto el termómetro cada día más caliente.
Hubo un tiempo en que alguien perdía la mirada en la ventana con escarcha. Hasta aquí llega el deshielo. Veinticuatro horas de sol y los cero litros de lluvia nos están volviendo locos a todos. Aconsejo emigrar al norte, donde los atardeceres aún contienen el beso azul y adormecedor que aquí se pierde entre carreras de segundos por agotar el día en que vivimos, cuanto antes. Que se pare el tiempo, hoy aún estamos a veinticinco de marzo, apuesto a que cuando parpadee, y vuelva mis ojos a esta pantalla, no recordaré que yo misma he sido quien ha escrito este absurdo artículo y mi mente seguirá abrazando la locura meláncólica de quien busca la lluvia en el desierto y entre tanto, mucho tiempo, el de siempre, perdido.

4 comments:

deke said...

Dale una tregua a la primavera flor de loto...si no fuera por ella la humanidad se privaría de contemplar el contoneo de tus piernas en minifalda...

Siempre adicta a tus escritos: Deke

La pequeña Memo said...

Chicas/os... la pequeña Memo ha dado un paso más en su vida... (no, no oigais campanas de boda porque aún no suenan)... He aprobado el teórico del carnet de conducir!! Ya sé q todo el mundo lo tiene desde hace mil años, pero bueno, ahora me ha tocado a mí y estoy contenta. Tb os comunico q me han dado plaza definitiva para el año que viene; el destino provisional es Villanueva de los Infantes (una monería de pueblo y "uno de los enclaves quevedescos" (¿verdad Cide??).Espero q las listas no varíen en Junio y podáis visitarme el año q viene.
Muchos besitos:
"La Pequeña Memo pre-Toyota Auris".
PD. Focas, propongo una escapadita a la Mancha el fin de semana del 20, 21, 22; yo no puedo ni antes ni después (tengo despedidas, bodas, comuniones...
Deke, "compañera", te llamo esta semana.
Más besitos.

deke said...

1:58 P.M
La semana santa pasa fugaz y yo sigo sin acostumbrarme a combinar bailarinas con jerseys de cuello vuelto y abrigos de pana que pica.
Me pregunto qué le falta a esta semana además de sol...la respuesta destaca entre un cúmulo de logogenes de Morton:
falta Ursula ( que no vino el miércoles); falta la llamada de la foca ( mi movil sigue mudo ante tu tajeta sim) y me falta la sonrisa de mi rubita (que escapó a tierras extrañas en busca de la pasión -de cristo-);
Dicen que la verdadera amistad no entiende ni de tiempo ni de distancia...debe ser verdad porque yo os quiero idem que siempre y cuando pienso en alguna simpre se me escapa una sonrisa...Sed felices. Os lo ordeno

Ubalina said...

Hola!!! Memo estoy esperando q me invites ya de una vez a Ciudad Real.
Deke, no me pude llegar pq me fui a Marmolejo el martes por el mal tiempo, pero me quede esperándote el fin de semana que bajé a Córdoba!!
Bueno si decides ir a C Real avisame que os acompaño, sabes q me apunto a todo.
Majo q es de tu vida?? Un besito a todas