Thursday, January 11, 2007

Dado


La monotonía se rompe e invita a un comienzo con posibilidades,
tira un dado de seis caras.
Espejo del globo azul y enorme,
se mira en el seis, lo que no es irreal,
resulta lunático que salga uno.
Porque el árbol se divide en ramas
y desde el comienzo ya en raíces,
se anhela la unidad,
como el aire busca el color azul,
con que el niño pinta el cielo,
y el rojo, el amor.

Una pared blanca engaña al que la mira,
conjunto de diminutas partículas complejas,
blancas, pero tan poco auténticas,
excesivamente compuesta.

El fingido autor de este conjunto de letras dispuestas
busca la profundidad del pincel
con que lo cubista resucitaba lo real
y crea una doble vida: la vida
y la que se mata con el aspecto.
Se busca.
El hueco en blanco que en el lienzo
sobrevive al color, se busca.

1 comment:

deke return said...

"La monotonía se rompe e invita a un comienzo con posibilidades..."

Con este comienzo la lectura es obligatoria; y sigo.

"Porque el árbol se divide en ramas
y desde el comienzo ya en raíces,
se anhela la unidad"

Y vuelvo a decirme: qué gran verdad Majo.Cómo me gusta...

Para entender un poema no hace falta "saber", como muchos dicen, lo que hace falta es sentir.

Hazme más regalos de esto. Los materiales ya los he colocado en la estantería principal, esa que nunca coge polvo de olvido.