Wednesday, September 19, 2007

presente




¿Te casas?” Esa fue la tremenda pregunta que mi amiga MJ.M. formuló cuando le dije que tenía que contarle algo “super importante”. No pude evitar sonreír al principio de la entrevista pero, no, no me casaba.
El pasado jueves tenía una cita con la moda. Paseaba por las cintas metálicas de IFEMA disfrutando de un fabuloso día nublado que anunciaba una llovizna tímida y yo sonreía pensando en el inminente invierno en el que rodearía mis labios con una enorme bufanda de lana. La mañana tocaba su fin y pasado el medio día, Madrid relucía brillante bajo los rayos perezosos de las 13:30 de la mañana. “Ring” el móvil volvía a sonar. Número desconocido. “¿Sí?, diga”. Y oí lo siguiente: “¿señorita, Caracuel?, le llamo por una entrevista de trabajo, es para un instituto”. La voz sonaba demasiado campechana, muy sencilla para aquel historiado “señorita Caracuel”. Sin dudarlo, acerté. Una broma. No es la primera vez que mis amigos, conocedores de mi apasionada historia de amor con mi harta conocida vocación de profesora, me han gastado algunas bromas, haciéndose pasar por supuestos profesores de institutos inventados. Y yo pensé, esta vez no. Sin dudarlo respondí, mientras sonreía, un firme“¿me estás vacilando?”. La voz se transformó. “Señorita Caracuel, le llamo del instituto tal y cual y esto no es ninguna broma. Sentí que la sangre se agolpaba en mi cabeza. Empecé casi a llorar y pedir mil perdones por pensar que aquello no era serio. No sé cómo la voz se dulcificó y me propuso una entrevista para aquella misma tarde tras confirmar que yo misma había enviado mi CV en marzo a su centro. Le informé que estaba en Madrid y que no volvía hasta el día siguiente, le insinué aplazara al lunes, pero él respondió de inmediato que era imposible: “el lunes sería el primer día de trabajo”. Cuando estaba dispuesta a sugerirle que cogería un AVE de inmediato para entrevistarme con aquella voz desconcocida, el caballero me propuso una entrevista el sábado a las 11:00 de la mañana. Acepté encantada y me despedí tras volverme a disculpar por mí surrealista manera de reaccionar ante la que podía ser la oportunidad de mi vida.
Pasé el jueves trabajando, ilusionada sólo por el hecho de que hubiesen pensado en mí, aunque convencida de que con mi entrada triunfal, el puesto no sería mío. La cena, en HardRock Madrid fue genial, un par de “cosmopolitan” abrieron una larga noche de copas que celebraban la posibilidad de que el sueño de mi vida empezase a tornearse.
El viernes pasó rápido entre alguna aspirina, cinco cafés y tacones larguísimos que se paseaban entre las moquetas, rodeada de muebles por cada lanza de mi brújula.
Por fin, el sábado, vestida con falda de tubo marino y camiseta gris gimnasio de tirantes, zapato de tacón mostaza. Subí la escalinata del inmenso edificio y sin saber por qué me santigüé. La entrada me sobrecogió, un colegio del siglo pasado, de esos con historias de muchas vidas, un edificio que se saludaba con su alma en la ventana. Las paredes respiraban humores de mi infancia, el olor a tiza flotaba en el ambiente, podía notar como los diminutos fragmentos se posaban en mis hombros y me recibían como dedos de bruja, disfrazados de humo, dándome la bienvenida a mi país de las maravillas.
Media hora más tarde salía del despacho, mi corazón latía como nunca, no podía dejar de sonreír. Me sentía feliz, confiada en mis posibilidades.
El teléfono volvió a sonar dos horas mas tarde. “Maria José, esto no es una broma”. Eres la nueva profesora de lengua y literatura.
Mi sueño, el de siempre, por el que aparqué mi presente para tejer un futuro, el único que yo quería, el único que aceptaría, hoy se derrama entre mis manos. Hoy es el último día de futuros inmediatos, a mis veintiséis años, abro mi vida al presente, aquel que tanto rechacé. Y, te diré, mi querida amiga, quién sabe si me caso, lo cierto es que ahora regalo cada segundo de mi vida a “lo más prodigioso, lo más profundo, lo más grave”, esto es, vivir.

15 comments:

Anonymous said...

disfrútalo! te lo has ganado!

Santi said...

Los sueños también pueden convertirse en realidad...

¡Enhorabuena!

DEKE said...

Cuando los amigos te dicen que las cosas llegan, que hay que confiar, no están gastando palabras sin sentido. Las cosas, no basta con desearlas,hay que buscarlas y un currículo no es un simple papel, es un arma de destrucción masiva, una esperanza con exceso de carga emocional...
Me siento bien. Me salpica tu energía.
Y, de tu post, me quedo con lo siguiente:Las paredes respiraban humores de mi infancia, el olor a tiza flotaba en el ambiente, podía notar como los diminutos fragmentos se posaban en mis hombros y me recibían como dedos de bruja, disfrazados de humo, dándome la bienvenida a mi país de las maravillas.
ME LO COPIO EN LA CARPETA DE EXQUISITOS VERSOS DE GRANDES AUTORES

Úrsula said...

Chicasss!!!Me quedan 11 para que me llamennn!!!! Creo q de esta semana no pasa, tengo miedooooooo!!!

Ya os voy contando, un besazo a todos.

binal said...

la hora de las sonrisas

Úrsula said...

Me voy esta tarde a Madrid, me ha tocado Madrid-Este justo el sitio que no quería, pero bueno hay trabajo!!!!

Ya os cuento dónde y para cuánto tiempo estaré por allí.

Un beso a todos.

deke said...

Enhorabuena. Viva MAdrid y viva Las Rozas!

Santi said...

¡Enhorabuena, Úrsula! Espero que todo te vaya bien. Veo que el café tendrá que esperar algo más...

deke said...

querida Majo: Rosa-Rosae
querida Ursu: Seños POwer
querida Memo: Menos Infantes, más F.Núñez, más besos en mis mejillas
querida Peke: quiero saber de tu vida
querida chus: Perdida en combate

Majo Caracuel said...

Madrid es fabuloso! la visita a Ursu no puede hacerse esperar, chicas, es lógico que nos eche de menos! visita obligada: HardRock Café, en plena Castellana, los Cosmopolitan son deliciosos! Feliciddades,Pequeñita!

La pequeña Memo said...

Uba, me alegro un montón por ti... todo llega..., bueno, casi todo...
Madrid nos espera, focas, pero Infantes, con sus 6000 habitantes también, que lo pequeño, como lo rosa, también es bonito.
Tengo clase.
Besitos para todas/os.

Tu usuari@ más anónim@ said...

Acabo de leer la gran noticia en un minihueco que he tenido!!ENHORABUENA EN MAYÚSCULAS!!Te lo mereces más que nadie. Espero que tus alumnos te merezcan a ti. Por cierto, dónde es el cole? Erma, sabes que me alegro de verdad, de todo corazón. Ojalá podamos vernos y compartir esta ilusión.Mucha suerte y un abrazo fuerte.

Otro para Úrsula por su nuevo curro, para Deke por seguir acordándose de mi de vez en cuando y para todas las demás. Se os echa de menos desde la distancia.

libertanguera said...

No tengo tiempo de nada. Yo también estoy en Madrid, trabajando en la librería de El Corte Inglés de Serrano, esto es, vendiendo libros a los famosos que hacen como que leen. Espero visitas a mi mini piso. Besos.

deke said...

Iré, cuando sepa quién eres, evidentemente.

Majo Caracuel said...

La biblioteca del Corte en Serrano! me encanta! puedes reservarme ya el último de Paul Auster? me alegro muchísimo, saluda a tu dulce esposo de mi parte!Todo llega, te lo juro, memo.