Monday, November 19, 2007

molinos de uniforme


¿Las diferencias son estrictamente evidentes o es que nuestros ojos son perezosamente despistados?
El afán por el barro en cada rincón, el marrón en todas sus tonalidades y el gusto por las ruedas de carro han hecho que la mayoría empiece a aborrecer un rústico que sólo me evoca el término “cargante”. Si en arquitectura, enamora lo contemporáneo, si somos orgullosos ciudadanos del siglo veintiuno y nos regodeamos con el matrimonio gay…. ¿Estaremos en lo cierto si pensamos que aún hoy hombre y mujer somos tan radicalmente diferentes?
Asqueados de casas galdosianas y forja de uniforme... cuando el olor a asfalto, el frío sombrío de los edificios abraza los inconfesables secretos, ¿dónde está ese que aún decide atarse al pasado? Cada día me enamora lo nuevo, lo desconocido, lo que nunca he visto, los nuevos olores, los amaneceres diferentes, las duermevelas repentinas, cenas vespertinas, el desorden desorganizado de mi vida, los cigarrillos sorpresivos que aparecen y desaparecen en el momento más inesperado, como cada uno de mis interesantes parpadeos.
Las tertulias, sin embargo, sobreviven abrazadas de nuevos disfraces, caminantes rumoreadores del pasado. La comunicación es el mejor regalo de nuestros abuelos, y aún funciona el amor de la lumbre como llave a los oscuros desvanes de nuestros inconfesables deseos. La amistad para ello, es la mejor de las alfombras donde acomodarse para ver como llamea el fuego. El deseo sigue siendo el mejor de los apetitos y alimento de muchas de las sonrisas sinceras y veladas de todos y cada uno. La belleza inunda cada pálpito, y no puedo negar que me enamora el arte por el arte, no admirarlo es negarse a reconocer que la lluvia es como un polvo que renueva todas y cada una de las simientes. Quizá la frágil sinceridad sea la niebla que adormece las actuales palpitaciones y nos duerma en un feliz y nauseabundo crisol de sueño mentirosamente perfecto, aunque eternamente bello. Y entonces me pregunto ¿será que en el corazón aún seguimos comulgando con ruedas de carro? ¿O es que los molinos realmente eran gigantes?
El marrón obstruye mi mente y secuestra mis moléculas de oxígeno, por ello, me mudo a un par de cubos imperfectos, en el asfalto, paredes de papel, pero estrictamente contemporáneo: anclada en un irremediable presente, ahora sí, imperfecto, porque me hipnotiza la danza de los fuegos, chimeneas de piedra y de cuento, polvorientas piedras que ciegan, creo, mis entretenidísimas verdes pupilas.

9 comments:

Cristina said...

En uno los nuevos peores días de mi vida, comienzo a conocer el gris y me distancio del rosa de mis sonrisas y mi carta de presentación.
No me oculto en las sombras y, sin embargo, me empiezo a encontar a gusto en un nuevo papel; ya no me gusta iluminar. Ahora necesito que alguien me ciege con su luz.

La pequeña Memo said...

No es que yo brille con luz propia, pero te presto el poco gas que queda en mi lamparita..., quizás tú la sepas aprovechar mejor... Sonríe entre las luces que hacen respirar el calor de una amiga y yo, y nosotras sonreiremos contigo.
Besitos para todas/os.
Memo

Santi said...

Bueno, iba a hablar sobre el magistral artículo, nuevamente, de Majo pero prefiero mandar un fuerte abrazo y mucho ánimo a todas las luciérnagas que por un momento pierden su brillo, o, mejor dicho, que eso creen ellas aunque sólo es un engaño ya que es sólo como ellas se ven; seguro que los que os ven desde fuera os ven más brillantes que nunca.

La pequeña Memo said...

Un besito Santi, eres un cielo.
Destellitos para todas/os.
Memo.

Majo Caracuel said...

La luz se difumina en cada amanecer y cuando menos te lo esperas el arcoiris crea diferentes tonos inesperados en las vidas que creían ser cuadriculadas.
Para tí, mi pequeña lucecita incandescente.

Mariaje said...

Por primera vez, desde hace muchísimo tiempo, siento que formo parte de un mundo que me parece más cercano. Aunque he sido y sigo siendo lectora fiel de artículos cada vez más inspirados y de comentarios que me hacían seguir al tanto de las vidas de quienes fueron parte fundamental de la mía durante años, nunca he sido capaz de descubrirme, ni de participar abiertamente en vuestras conversaciones, quizá por sentir que mis palabras estarían completamente fuera de tono en este contexto siempre lleno de vida e ilusiones.A veces, he intentado crear lazos, pero no he sabido hacerlo o no han sido bien entendidos. POr eso, hoy, desde la oscuridad de quienes creemos que la luz sólo brilla para unos pocos y los demás estamos condenados a luchar por buscarla y encontrarla algún día, me decido a escribir abiertamente en este blog que ahora sí me parece lleno de vida, con lo bueno y lo malo que ésta encierra. Espero que tod@s vosotr@s podáis entender que mi retiro no ha sido voluntario, y mucho menos por olvido, sino que un horrible sentimiento de incomprensión ha sido el culpable de que me haya ido aislando poco a poco y cada vez más, hasta el punto de que me resultara difícil escribir un simple correo o sms. Confío en que la llama de la amistad que un día de 1999 nos unió siga ardiendo y sepa perdonar los errores que la distancia y Dios sabe qué más nos hace cometer. Espero que tod@s y, sobre todo, el corazón de quien hace que estos vínculos sigan existiendo pueda entenderlo.
Ánimo a tod@s. La luz brilla en los rincones más insospechados, sólo hay que saber dónde buscar. Un beso.

Majo Caracuel said...

Parece que los milagros existen! y hoy se ha cumplido uno de ellos... por fin, siento que hay vida tras la pantalla y te veo resurgir como siempre!
te echo tanto de menos!tenemos que ponernos aldía cuanto antes porque la vida la hacemos sonreir nosotros cada dia!

deke said...

Una vez le dije a La foquita que lo único incompleto que había sentido en mi vida era el apartado de la amistad. Yo vivía para hacer amig@s que se disipaban con la edad o se perdían con mis giros profesionales. Conocía a tanta gente pero ¿tenía si quiera una amiga? Hasta que apareció ella y aprendí a compartir pijama... Majo, Peke, Chus...fueron descubriéndose y aportándome vínculos impagables. Aunque es triste la separación espacial no sufro porque sé que si llamo, que si digo "VEN" más de una, y como lo dice la canción, "lo deja todo"

GRacias por vuestro apoyo.

Chus, la vida no se nos entrega rosa, nosotras la decoramos. La semana pasada me llegó un cargamento de gris y hoy ya va por simple violeta. Todos podemos redecorar. Y volviendo a esas bromas más tipo yo, ahora tocaría gritar: VIVA IKEA!!

Anonymous said...

Bonito año aquel 1999, hubo buenas cosechas de amig@s.Besitos