Friday, July 21, 2006

Apolo tras el destierro


Mi hermano en una de sus largas y frecuentes conversaciones telefónicas, repetía lo que su interlocutor le relataba: "Tenemos que acostumbrarnos a lo que viene". Él asentía paciente, y lo repetía a su receptor, y a sí mismo para así poder creérselo. El 2006 ha sido un año dificil. Lo digo yo, y lo dice mucha gente.
Hablo como si fuese un manido locutor en vísperas de noche vieja. Lo cierto es que aún queda un rato para que este 2006 nos deje y llegue un impar. En mi teoría de los dígitos numéricos, hay una premisa que se cumple, y es que las cifras impares son mejores, más positivas, más energéticas que las pares, se comprueba en casi todas mis vivencias más geniales. Así espero ansiosa un 2007, que refresque este ambiente par de celestes establecidos. ¡Qué ironía! Impar es el tres, en la tradición grecolatina, en el medievo, el tres es un número mágico. En la cultura cristiana, el tres es "el número", es la unión perfecta. Quizá los pares hayan desbancado a los impares, como la derecha, por la manipulada tradición, repudió a la siniestra, tanto, que la innominó, y le regaló el albor del eufemismo: la izquierda.
"Lo que viene", esto es ¿producto de nuestros hechos o suerte? Dicen que la suerte no existe, que es producto de una serie concatenada de casualidades que el propio individuo va creando en torno a sí. Pero, si no existe, ¿cómo llamar a la fuerza que desde el nacimiento sitúa a personas en situaciones de partida tan opuestas? si no es suerte nacer en Mónaco, sano y rico, que se lo digan a los libaneses de a pie.
Bien, supongo que habrá quien se niegue a aceptar el término suerte, tomemos el de "casualidad". Creo que la casualidad es como una mano ciega capaz de mover los hilos de la vida de la gente, arbitrariamente, sin preferencias. Produce situaciones de bonanza y de tragedia sin culpabilidad. Cuestión de casualidades. Y, si es algo tan casual, llego a la conclusión de que por ello precisamente, la vida es bella e injusta al mismo nivel. Como dos caras de una moneda, la naturaleza humana danza locamente, como una balanza de ciegos.
Y tras esto, lógicamente, la injusticia, la desgracia, la desigualdad y la felicidad, la belleza, la riqueza, la salud. Es curioso como se reparte la energía positiva en el mundo. Siento que entro en un laberinto cada vez que intento dar explicación a por qué hay cierto tipo de gente que siempre debe estar resignada a "comprender", frente a otras que nunca entienden el significado tan asfixiante de ese término. Casualidades de la vida. La vida hace fuertes a quien deja de tocar con su barita, pero ¿es necesaria esta fortaleza?, ¿hasta que punto tenemos que sentirnos reconfortados por levantarnos una y otra vez después de haber caído? ¿sería lógico perder la cabeza por una vez y dejar de entender lo que la vida nos regala con esa arbitrariedad impredecible e incomprensible? ¿quién es el dramaturgo? ¿quién escribe el guión diario de esta farsa?
Mi querido hermano, el guión hasta hoy es mejor pensar que lo escribimos nosotros, es más reconfortante, nos hace sentir libres y auténticos. La respuesta es incierta y por incierta hasta hoy sin sentido por indemostrable. Disfrutemos de la singularidad que en este caso sí nos regaló la vida y sigamos eligiendo colores con los que embellecer nuestro mundo, ese que en mayor o menor medida es algo nuestro, nos corresponde por labrarlo cada día, por regarlo de sudor y risas veinticuatro mil horas al día.

3 comments:

deke said...

Cambiaste suerte por casualidad en tu parlamento y yo asentí con la cabeza. Estoy deacuerdo con ese término.

Mi amiga A.Y.P, doctorada en fatalidades, vivía convencida de que su destino lo había escrito alguien - y además a mala leche - y yo, carpedienense,nunca le di la razón."Has dado un paso evolutivo importante" te diría hoy Darwin.

A todos nos toca de lo bueno, de lo malo y de lo regular,ya sea en retahila, poquito a poquito, de sopetón...
Y que nadie me venga con eso de "Tú siempre has sido afortunado. Préparate cuando te toque tu dosis de dolor porque no la has recibido racionalizada"."Jopetas"- Le diría, empleando una expresión semifilologística- "QUE TE DEN POR EL CÍRCULO ANAL"

Las cosas pasarán o no pasarán y como dijiste amiga Majo, eso no depende ni de comer nueces en octubre ni de una puñetera araña urbana.

Si tuviera que optar por algo en esta linea, hablaría de casualidad. Y veréis:

Por casualidad, hace 13 años, rodeé una esquina a las 11 y no a las 11 y un segundo. Gracias a ello pude ver a J.A a punto de entrar en un pub, medio cuerpo fuera de la puerta, medio ya dentro... y así sentí el famoso flechazo que tanto me impactó-ya os dije una vez que dolió-

Fue también por casualidad que hace 6 años me sentara el primer día de clase con una foca monje y no con una mujer invisible ( que siendo de mi pueblo, hubiese sido lo más lógico) y gracias a ello ese hueco que siempre sentí se llenó con su existencia.

Por casualidad un día desayuné contigo Rubita Dinamita y te escuché y te escuché y me di cuenta de que tenías muchas cosas que decir y que yo quería oir ...Y me dije, ¿Por qué no compartimos estas tostadas hace tiempo? Casualidad. Tu llegaste tarde a clase y ya no entraste, yo tenía hambre...¿coincidencia?

Y ahora vienen los famosos "¿Y si...?"

¿Y si no hubiera rodeado esa esquina a las 11, J.A no estaría en mi vida?
¿Y si ese día me hubiese sentado con Poblete hoy sería mi mejor amigo? ¿Y si ese día Majo hubiese sido puntual hoy no sería mi flor de loto?

Los " Y si " no sirven de nada, lo mismo que los lamentos,los mocos caidos y el agua que sale por el ojo.Viene bien, de vez en cuando, soltarlos como residuos tóxicos pero no hacen nada por nosotros.

Yo quiero vida, quiero sonrisas a mi alrededor. Penas y desgarros ya vi muchos.

Y acuerdate siempre del primer consejo que tu amiga va a darte en la vida--mi edad superior a tus pueriles 25 me autoriza a ello--:

No pidas una carga ligera, pide una espalda fuerte.

Podemos con todo, y tú ya te has dado cuenta.

Carpe diem F.Ms

Majo Caracuel said...

Me he levantado temprano, tomo mi primer café y me encuentro tu comentario, mi querida amiga Deke. Contigo el término "amiga" se renueva cada día. Siento tu apoyo a kilómetros. Me das fuerza y alegría. Acepto tu consejo, lo acepto todo de tí. te quiero mucho! eres increible

libertantuera said...

Bueno, bueno, pero esto qué es? Todavía andamos con estas llantiñas? Pero Majo, por favor, ahora es tiempo de pensar en qué hacer hasta que, en dos años, nos topemos de nuevo con la injusta casualidad (casi siempre lo es). Vive y disfruta y piensa que, por suerte, nuestra única preocupación es un suspenso, ojalá eso fuera lo más duro a lo que nos enfrentáramos en nuestras vidas, escucha a Deke que siempre da en el clavo con su carpediemnismo por bandera, muy chulo eso de la espalda fuerte y no la carga ligera (lo exportaré a mis clases yogueras). No te desesperes y cuéntame de vez en cuando tus nuevos planes de futuro. Mil besitos!