Wednesday, April 19, 2006

Ángeles surrealistas


Despierto con un soplo de brisa a los ángeles en la mañana, debería rozar la nieve de su frente, acariciar la calidez de las mejillas rosadas, dedos de tinta temblorosos... para todos aquellos ángeles, seres alados, con virtud, suma inspiración, poetas, para todos aquellos que se obsecan en ser ángeles colegiales aún... para quienes ignoran la aritmética. Invocamos a Calíope, musa de la épica, para que conduzca el hado de la guerra de los incansables minutos y las perennes letras, para vosotros, para nosotros, un regalo del rocío de la mañana, un regalo de sal y agua.
Te sonreímos siempre, Rafael Alberti y te leemos. Tu fama perdura.


Ninguno comprendíamos el secreto nocturno de las pizarras
ni por qué la esfera armilar se exaltaba tan sólo cuando la mirábamos.
Sólo sabíamos que una circunferencia puede no ser redonda
y que un eclipse de luna equivoca a las flores
y adelanta el reloj de los pájaros.
Ninguno comprendíamos nada:
ni por qué nuestros dedos eran de tinta china
y la tarde cerraba compases para al alba abrir los libros.
Sólo sabíamos que una recta, si quiere, puede ser curva o quebrada.
Y que las estrellas errantes son niños que ignoran la aritmética.
RAFAEL ALBERTI, Sobre los ángeles

2 comments:

M.deSena said...

Hermoso, Majo, y sentido. Me rozó el alma, cuando lo leí, con un eléctrico temblor de segundos desnortados. Me sentí entre los ángeles, junto a la cálida carne de las palabras. Y me silencié en el paisaje íntimo, porque el temblor acalla, como en cárcel de "en por mayo", los deseos. Hoy paseo con los ángeles tontos de Alberti por la tarde caudalosa y las aceras en vísperas de menta.

Anonymous said...

Ése poema me lo quedo para mi cumple ¿vale? ¿Sabes que cuando peque, Alberti nos llamo al cole y nos dedicó un poema? Desde entonces me dije: "Le leeré sobre todas las cosas. Este señor es guai" .
Bueno Majo, hoy 20 de abril, me levanto con una felicidad inexplicable, deseosa de hablar con la gente y de que observen mi estrenada edad. Ya soy semi-madura, ya tengo ese punto que asusta a las hombres adolescentes pero que pervierte a los menos infantiles. Y me gusto. No es un número feo 28. La gravedad de mis posaderas no delatan ninguna barrera y mi mente parece más ágil y despierta que nunca. Es como si algo me impulsara a comerme el mundo y a gritar: ¡¡aqui estoy, miradme mucho!!
A las 12 en punto comenzaron las felicitaciones y los regalos: una colonia chispas que irónicamente puso en mis manos mi hermano,un mensaje, una videollamada. Parece que le importo a la gente y quiero compartir contigo la felicidad que eso provoca. La mejor forma de hacertelo entender es decirte que tú también me importas, por ende, esta sensación seguro que puedes experiementarla también. Disfruta de ella.Tu amiga Deke.