Friday, June 02, 2006

viaje en paracaídas


Quisiera yo saber quién utilizó el término "loco" por primera vez.
La locura de Don Quijote es un tema muy recurrente. Fue loco, estuvo loco, se hizo el loco, o locura como nave en la que sobrevivir al naufragio. Loco para algunos, para todos, cada quien con su corriente, cada quien con su mente.
Loco. Es un término que me gusta. Me gusta, y a la vez, detesto.
Me interesan los arrebatos nerviosos, chispazos en la mente que hacen que el individuo olvide el raciocinio y se pierda en las raíces del ego, del animal que todos llevamos dentro. Esa locura exagerada, que nos pintan en los cuadros, locura de Juana, locuras inventadas, locos que abren y cierran puertas, locos que hablan solos, locos de la vida... no locos de la colina!
Para ellos, los locos de diagnóstico, para los locos literatos, para los locos de diario, para los que dicen estar locos, para los que son acusados de locos, para nosotros, para mí: locura... en paracaídas.

5 comments:

libertanguera said...

ábrelo a tiempo de aterrizar en tierras en que los locos, sean aquellos que saben siempre controlarse, aquellos cuyos ataques de cordura los impulsen a cometer previsibles atrocidades, ábrelo, en fin, lejos de estas latitudes y con un ligero equipaje de la memoria... besitos!

deke said...

Lo sabía...tú me amas

majo said...

declaro abiertamente que me he vuelto loca!

desde el mar de plástico... said...

¿Sabías que la locura no tiene cura? No creo que tu locura sea definitiva, será consecuencia de tanto libro y tanta lectura. Todo en exceso perjudica. Quizá, en este caso, la locura pueda ser tu aliada. Un beso. Nos vemos en Balbino.

PD: desde que me hablaste de tu blog lo leo todos los días pero hasta hoy no me he animado a escribirte algún comentario. Siéntete acompañada.

Ubalina said...

Q sería la vida sin su toque de locura...